Publicidad

izquierda

sábado, 24 de junio de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Salud y Belleza | Belleza

Toxina botulínica: aliada de la belleza

Expertos en medicina estética emplean esta neurotoxina para embellecer tanto a mujeres como a hombres. Por supuesto, implica considerar ciertas condiciones para lograr los efectos esperados


Fecha: 23-01-2017

Etiquetas: toxina botulínica, botox, arrugas, líneas de expresión, Unidad Médica Láser, doctora Fabiana Ortega, medicina estética


Toxina botulínica: aliada de la belleza
También se usa para corregir la hiperhidrosis. (Créditos: Shutterstock)

Por: Redacción Dominical

 



La toxina botulínica, también llamada botox, es una neurotoxina producida por la bacteria Clostridium botulinum, que actúa bloqueando la liberación de acetilcolina en la terminación colinérgica lo que conlleva a parálisis temporal del músculo y glándulas inervadas. Se emplea para muchos fines, pero en la medicina estética se aplica para corregir líneas de expresión y arrugas incipientes. Y es que cuando se utiliza muy tarde, es decir, cuando la arrugas ya están muy marcadas, no se obtienen los mismos resultados.

“En muchas ocasiones, las jóvenes no lo usan para quitarse las arrugas porque evidentemente no lo necesitan, sino que buscan arreglar pequeños desperfectos como consecuencia de daños solares, piel seca y una gesticulación pronunciada, que puedan empeorarse con el tiempo”, asegura la doctora Fabiana Ortega, dermatólogo de la Unidad Médica Láser (Unimel). “Aplicarlo en pacientes jóvenes no es perjudicial, el problema es la dosis y la frecuencia con la que se usa, pues el paciente puede crear resistencia a la sustancia, por lo que no se obtendrán los resultados esperados”.

La doctora Ortega señala que en el caso de las pacientes mayores de 35 años se puede recomendar la aplicación de la toxina botulínica, pero combinándola con otros tratamientos, como inyección de materiales de relleno, procedimientos con luz o láser o peelings químicos para mejorar la apariencia de la piel.

De acuerdo a la especialista, la toxina botulínica no es un relleno.  “La finalidad del tratamiento es suavizar las líneas de expresión producidas por la contracción muscular repetida en el tercio superior de la cara y cuello, proporcionando una apariencia más joven tanto en hombres como en mujeres. La mejoría puede evidenciarse a los 2 ó 3 días, con un máximo efecto a los 30 días de la aplicación”, explica.

Ortega señala que otro uso de la toxina botulínica en dermatología es la corrección de la hiperhidrosis (sudoración excesiva) en cara, manos, axilas y pies. “La recomendación es repetir su aplicación cada 4 a 6 meses para lograr un mejor efecto a corto y largo plazo”, indica la profesional de la salud.

Datos de interés

En Unimel, se realizó una investigación, cuyo objetivo principal fue evaluar los conocimientos, actitudes y prácticas relacionados con la aplicación estética de toxina botulínica en la consulta dermatológica en sectores públicos y privados. Este estudio arrojó interesantes datos:

-La población femenina ha utilizado más la toxina botulínica que la población masculina. Incluso, las mujeres tienen más conocimientos acerca del tratamiento y muestran más interés que los hombres.

-Son pocos los caballeros que actualmente han utilizado este procedimiento, pero son más los que estarían dispuestos a someterse a tratamientos estéticos que contemplen la toxina botulínica.

-La población, en general, no tiene un conocimiento de calidad en torno al uso estético y médico de la toxina botulínica.

-Se evidenció una falta de información acerca del tratamiento por parte de los pacientes en todos los niveles socioeconómicos.

Recomendación esencial

La doctora Fabiana Ortega recuerda acudir a una consulta previa con un especialista en medicina estética, quien elaborará un diagnóstico para evaluar si la paciente, dependiendo de su edad, es candidato a este tratamiento. “Es primordial recordar que esta sustancia es un producto médico y debe ser suministrado por doctores que estén al tanto de cómo se administra, en qué áreas y cuáles son las dosis”, destaca la experta.

+Información:

Doctora Fabiana Ortega
Dermatóloga
www.unimel.com.ve


Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más