Publicidad

izquierda

miércoles, 26 de abril de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Salud y Belleza | Belleza

Impecable de 9 a 5

Lucir impecable en tu sitio de trabajo no requiere manejar un presupuesto excesivo. Con un poco de ingenio y trucos prácticos, puedes exhibir una apariencia ideal en el lugar donde más horas pasas al día


Fecha: 16-04-2017

Etiquetas: Belleza, Vestir, Moda, trabajas, ropa, prendas


Impecable de 9 a 5
Un look apropiado para la oficina. (Créditos: Archivo)

Por: Annie Suárez / Nanaro La Cruz

 



Seguramente te ha pasado: pasas toda la semana pensando en qué ponerte para esa reunión, cita o salida con los amigos del fin de semana, como si fuera tu única oportunidad para revelar tus habilidades de estilismo. Pero, a la hora de la verdad, son tus colegas los principales espectadores de lo que hay en tu armario; así que ¿por qué no poner un poco más de esfuerzo y entusiasmo en tus outfits de la semana? Agregando un toque extra de seguridad y confianza sin dejar de verte profesional.

Si eres nuevo en tu trabajo y no estás seguro de qué ponerte, comienza por un estilo neutro y fíjate en qué llevan tus compañeros y jefes, así tendrás una idea del código de vestimenta que debes seguir. Recuerda que, a pesar de que no sea necesario ir de traje o taller, siempre debes considerar reflejar seriedad y responsabilidad.

También es importante tomar en cuenta el ambiente en el que trabajas y el cargo que ejerces. Por ejemplo, si trabajas en una oficina con aire acondicionado, deberás llevar siempre contigo algunas capas extras de ropa; o si trabajas con niños o animales, no es apropiado portar demasiados accesorios o ropa delicada. Acá algunos consejos prácticos para lucir bien, y de manera práctica, en tu sitio de trabajo:

Formal no significa aburrido. No te quedes en el pasado y lleva siempre un toque de modernidad sin salirte del papel.

No te preocupes por no manejar el presupuesto para un traje de marca, pero considera elegir prendas que no delaten su precio, preferiblemente combinadas con algodón o de alguna fibra natural.

En cuanto a colores, son adecuados los tonos sobrios, pero siempre puedes agregar un poco de vida con uno que otro accesorio femenino.

Si tu día a día requiere constante movimiento o lidiar con niños, mascotas, adultos mayores o alguna actividad física, lo primordial es la comodidad. Pero no confundas “cómodo” con “descuidado”, evita la ropa demasiado holgada, vieja o con arrugas. También ten cuidado con el calzado, evita zapatos muy desgastados.

Por lo contrario, si trabajas en un ambiente más relajado tus opciones son infinitas. Aun así, apégate a las normas básicas para cualquier puesto de trabajo: cero excesos de maquillaje o escote, ruedos demasiado cortos, arrugas en la ropa, tacones muy altos, apliques como lentejuelas o pedrería, así como accesorios muy grandes o por montones.

Imagen ganadora

Aunque muchos tienden a ver la vestimenta como un tema superficial, lo cierto es que es la primera carta de presentación que alguien puede tener y comunica más de lo que en realidad se quisiera. “Cuando alguien se siente mal físicamente, triste, deprimido o descontento, se pone cualquier ropa. He visto gente con los zapatos sucios o rotos, no por necesidad, sino porque aparentemente no les importa. Eso es un reflejo de que algo está pasando a nivel psicológico”, comenta Francois Weffer, experto en moda y asesor de imagen.

Vestir de manera descuidada puede ser algo que nos pase a todos, porque no siempre estamos al 100 %, “pero cuando se convierte en una constante, ahí sí podemos avizorar un problema”, añade el experto. La moda no resuelve los problemas profundos de la mente o del alma. Eso es trabajo de un psiquiatra, psicólogo o terapeuta. Pero la vestimenta sí tiene implicaciones en la seguridad que alguien tiene en sí mismo y, por ende, en su autoestima.

“Usar prendas nuevas nos entusiasma, porque nos da un aire novedoso y eso es refrescante. Probar diferentes looks nos permite descubrir otras posibilidades en nosotros mismos. Cuando nos vemos bien y recibimos el reconocimiento de otros, nos sentimos aceptados y hasta admirados. Todo eso aumenta nuestro amor propio”, comenta el creador y titular de la fundación Valores con glamour.

La imagen personal transmite mensajes. Por eso, cuando estamos decaídos, tenemos que hacer un esfuerzo por vernos bien. “Por suerte, un mal look tiene solución. Lo primero es conocer nuestro cuerpo para determinar cuáles prendas nos favorecen. Segundo, debemos tomar de las tendencias lo que nos queda bien. Tercero, usar ropa de marca no es necesario. Muchas veces las prendas más sencillas son las que nos hacen lucir mejor”.

Weffer indica que cuando alguien invierte tiempo y dinero en su imagen se da un regalo de amor a sí mismo, lo cual, según afirma, aumenta la autoestima. “Además, recomiendo tener un espejo grande en el cuarto para vernos de manera realista y sin ser demasiado autocríticos. La idea es sentirnos bien presentado y seguros para salir de casa con ganas de comernos al mundo”.
RECUADROTRAPOS


Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más