Publicidad

izquierda

viernes, 26 de mayo de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Salud y Belleza | Bienestar

Hablar con las abuelas reduce la depresión

En Zimbabue entrenan a las abuelitas como trabajadoras sanitarias para atender a pacientes depresivos en los bancos de la amistad


Fecha: 25-01-2017

Etiquetas: depresión, trastorno mental, terapia, psiquis, familia, abuelas


Hablar con las abuelas reduce la depresión
Una abuela te da los mejores consejos. (Créditos: Archivo)

Por: Adriana Boccalon aboccalon@gmail.com.

 



Las abuelitas jamás pasan de moda. Suelen ser consentidoras, digamos que hasta alcahuetas. Aman con el corazón, miman sin condiciones. Hablan, pero saben escuchar. A veces lucen su don mando y quizás algo de retrechería, pero solo ellas ajustan las puntadas que tejen generaciones.

El rol de estos magníficos personajes es tan destacado, que un grupo de científicos canadienses decidió apostar a las abuelas como terapia contra trastornos mentales como depresión y ansiedad.

El estudio realizado en los principales centros urbanos de Zimbabue, en la África subsahariana, comprobó el éxito de la terapia llamada ´Banco de la Amistad´, que consiste en establecer charlas controladas entre pacientes diagnosticados y abuelas entrenadas como trabajadoras sanitarias.

En la mayoría de los países en desarrollo, incluyendo los subsaharianos, el 90 % de los pacientes que padecen enfermedades mentales comunes no tienen acceso a tratamiento. Para revertir estas cifras es necesario plantearse innovaciones.

Y fue así como el Dr. Dixon Chibanda -autor principal del estudio- creó la red de ´Bancos de la Amistad´, demostrando que la terapia funciona hasta en 50% de los casos, y que los pacientes tienen tres veces menos probabilidades de recaer, hasta 6 meses después de recibir la terapia.

BANCOS DE LA AMISTAD

Literalmente, son bancos de madera instalados en clínicas y hospitales del país africano donde abuelitas capacitadas como trabajadoras sanitarias, se sientan a conversar durante 45 minutos con pacientes diagnosticados con enfermedades mentales tan comunes como la depresión.

No es una cita estrictamente arreglada. Las abuelitas están sentadas esperando la llegada casual de sus ´pacientes´. Entablan una conversación con ellos y, si el caso amerita orientación especial, utilizan sus teléfonos celulares para contactar a los médicos especialistas.

Las abuelitas de los ´Bancos de la Amistad´ han sido capacitadas como trabajadoras sanitarias para escuchar y apoyar a los pacientes. En el caso de Zimbabue, estos personajes son piezas claves en un país de 15 millones de habitantes que solo tiene 10 psiquiatras y 15 psicólogos clínicos.

ALCANCES DE LA TERAPIA

Más de 27.500 personas se han sentado a diario durante 6 semanas en los ´Bancos de la Amistad´, donde los afectados por algún tipo de trastorno mental han logrado identificar sus problemas, aplicar los correctivos y, en consecuencia, tener un mejor control sobre sus vidas.

Según las estadísticas que maneja el equipo médico, 90% de personas con trastornos mentales no recibe tratamiento, y del 10% que sí tiene terapia regular, solo la mitad es capaz de superar los síntomas asociados a la depresión.

Sin embargo, en los ´Bancos de la Amistad´ las abuelitas lograron reducir los síntomas de la depresión y la ansiedad de sus pacientes en casi 40% adicional.

Además, esta terapia demostró que disminuye el riesgo de recaída, y que los pacientes mostraron 5 veces menos probabilidades de pensar en el suicidio como la forma expedita de resolver sus problemas existenciales.

Hasta ahora, 86 % de los pacientes tratados en los ´Bancos de la Amistad´ han sido mujeres, más del 40 % son VIH positivos y 70 % sufre violencia doméstica o enfermedades físicas.

Aunque la terapia de los ´Bancos de la Amistad´ tiene lugar en un territorio tan lejano como Zimbabue, el equipo de expertos asegura que podría resultar exitosa en cualquier otro lugar del mundo, adaptándola a la idiosincrasia del país que necesite salud mental para sus habitantes.

Y, ¿acaso por acá no tenemos bastantes abuelitas dispuestas a ayudar?



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más