Publicidad

izquierda

sábado, 18 de noviembre de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Salud y Belleza | Bienestar

Ejercitarse a los 65 años reduce fragilidad senil

La actividad física moderada y supervisada por un terapeuta evita fragilidad senil y reduce a la mitad la mortalidad cardiovascular en adultos mayores


Fecha: 07-02-2017

Etiquetas: vejez, adulto mayor, ancianos, tercera edad, calidad de vida, años dorados, ejercicio físico


Ejercitarse a los 65 años reduce fragilidad senil
Es ideal ejercitarse a cualquier edad. (Créditos: Archivo)

Por: Adriana Boccalon aboccalon@gmail.com.

 



Basta que un adulto comience a ser dependiente para que le caigan, casi siempre juntos y de un solo golpe, todos los años de su vida, y entonces, se sienta envejecer sin remedio. Quien tenga un abuelito en casa sabrá cuán cierta es esta afirmación.

Pero, ¿qué merma la calidad de vida en la etapa senil? Los geriatras coindicen en apuntar, por una parte, que no todos llegamos a la tercera edad en las mismas condiciones físicas y cognitivas, y por la otra, que es la fragilidad asociada a la vejez lo que provoca el deterioro de las funciones.

En este sentido, los expertos proponen prevenir la fragilidad del adulto mayor para retrasar su condición de dependencia y, además, para reducir a la mitad el riesgo de enfermedad cardiovascular asociado a la vejez.

INDIVIDUALIZAR LA FRAGILIDAD

Cada persona es un mundo. Así que cada adulto mayor debe ser evaluado de acuerdo a sus condiciones particulares, pues como se señaló anteriormente, todo ser humano tiene su propia manera de echar canas.

Mientras tanto, grupos de investigación y laboratorios farmacéuticos se enfrascan en el estudio de la fragilidad en el envejecimiento, con el objetivo de desarrollar tratamientos y terapias que logren disminuir la discapacidad del adulto mayor y el impacto de la dependencia.

En opinión de grupos de investigación, la valoración del riesgo de fragilidad senil debe individualizarse en cada paciente, para que la nutrición y el ejercicio físico moderado resulten, como es de esperar, los mejores pilares de esta intervención.

DISMINUYE RIESGO CARDIOVASCULAR

Científicos de la Universidad Oulu, Finlandia, comprobaron que la práctica moderada de ejercicio físico a partir de los 65 años, reduce 50% el riesgo de fallecer por un ataque al corazón y 30% la posibilidad de vivir un episodio cardiovascular agudo.

Los expertos que estudiaron durante más de 12 años el desempeño de un grupo de 2.500 adultos entre 65 y 74 años, aseguran que mientras mayor es el nivel de actividad física, mayor es la reducción del riesgo cardiovascular en general.

Refieren los investigadores que este estudio es de suma importancia, pues hasta el momento no hay mucha información sobre el efecto de la actividad física regular sobre el riesgo de enfermedades cardiovasculares en personas de edad avanzada.

MÁS BENEFICIOS ASOCIADOS

Aun cuando próximos estudios científicos arrojarán resultados más concretos, por ahora los expertos aprueban esta lista de beneficios de ejercitarse durante los años dorados. Veamos:

*Reduce el riesgo de caídas

*Mitiga la disminución de la movilidad

*Mejora la función gastrointestinal

*Evita los trastornos del sueño

*Contribuye con la salud mental

*Disminuye el aislamiento social

*Y es la mejor terapia para prevenir elevado nivel de colesterol, hipertensión, diabetes, obesidad, osteoporosis, osteoartritis y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, entre otras patologías.



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más