Publicidad

izquierda

sábado, 18 de noviembre de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Salud y Belleza | Belleza

Cómo cuidar las manos

A pesar de estar siempre activos y en un primer plano, las manos no suelen abrigar la atención que merecen y, con frecuencia, se convierten en confesores de la edad y el descuido personal


Fecha: 12-03-2017

Etiquetas: Manos, Belleza, lesiones, uñas


Cómo cuidar las manos
A Cenicienta la delataban las manos. (Créditos: Archivo )

Por: Mercedes Tapia

 



Si solo prestamos atención al rostro, al escote y al cabello, las manos, sin piedad, delatarán no sólo la edad sino los constantes atropellos a los que son expuestas: hoy, ya nadie cree en un rostro que aparente lozanía si las manos están teñidas de manchas y muestran notorios síntomas de descuidos por ser ellas nuestra primera herramienta al momento de efectuar las más diversas labores.

Como probablemente ocurría con las del personaje protagónico del cuento de hadas de Charles Perrault, hartas de bregar y de trabajar en condiciones duras, sometidas al castigo de agentes externos como el frío, el viento y el sol, maltratadas por los detergentes y abandonadas por la hidratación, las manos se revelan y muestran su peor cara: el deterioro prematuro que decepcionaría a más de un príncipe potencial.

 

En estado deficitario

 Siempre que mencionamos las manos vienen a nuestra mente recuerdos de caricias, calidez, suavidad, fuerza, etc. Pero, lo que puede ser manejado por la imaginación y el recuerdo puede derrumbarse en el momento en el cual al observar unas manos (ya sean femeninas o masculinas), las encontramos deshidratadas, ásperas, descuidadas y hasta con manchas. Adelgazamiento de la piel, deshidratación, pérdida de tejido graso, queratosis o léntigos solares, pecas y hongos son las afecciones más comunes que las afean ¿Qué podemos hacer para prevenir y eliminar estos males?

 Desde niños nos enseñaron que siempre debíamos tener las manos limpias, mantener las uñas cortas, limadas, sin cutículas gruesas y, en las mujeres, con brillo como mínimo, sólo que por lo general, no se reforzaba el uso de protección solar y, algunas veces, el uso de cremas hidratantes. Desde ese momento comenzamos a entrar en déficit en lo que a cuidado y terapia antienvejecimiento se refieren.

 

Manicura ideal

Tan delicadas y frágiles como el contorno de los ojos, las manos, que apenas poseen glándulas sebáceas que las protejan, necesitan hidratación y nutrición diaria para eliminar la tirantez, la sequedad, las descamaciones y la aparición de manchas y arrugas. La cosmética actual ofrece cremas que están enriquecidas con vitaminas, agentes calmantes y cicatrizantes que miman las manos como si de guantes se tratasen.

La experta en belleza Felicidad Carrera recomienda nutrir las manos al menos tres veces al día. “Si están secas y dañadas por el sol, lo ideal es someterse a tratamientos específicos que borran las manchas y las arrugas”, dice la experta. La diferencia entre unas manos que apetezca enseñar y otras que se ocultan con timidez y mucha discreción, es cuestión de una manicura inmaculada.

 La manicura ideal debe contener desinfección de las manos, limar y dar forma a las uñas, retirar la cutícula, exfoliar las manos con aceites esenciales para eliminar sus células muertas, pulido de uñas, base con proteínas, esmalte en el color que se desea y protector brillante. El protocolo ha de terminar con una hidratación extra.

 

Tratamiento domiciliario

Se refiere a la fase de apoyo que las personas deben realizar en casa a diario, y consiste básicamente en el uso de productos de máxima hidratación, el uso constante de protección solar, el empleo de despigmentantes u otros medicamentos para lesiones específicas (en el caso que se amerite); y, finalmente, el evitar el contacto directo, de forma constante con químicos o irritantes, así como detergentes. De allí que los guantes al momento de realizar los oficios hogareños, sean los principales aliados de unas manos bien cuidadas.


En el consultorio

Un especialista es el responsable de minimizar las lesiones puntuales en cada caso, al igual que de orientar al paciente en cuáles son los productos indicados para cada caso específico. De manera tal que dependiendo de la lesión, se debe utilizar una técnica específica:

- Piel adelgazada: la terapia ideal en estos casos consiste en el uso de la radiofrecuencia donde encontraremos un estímulo a la formación de nuevo colágeno y una reestructuración del colágeno ya existente. De esta forma logramos una dermis más gruesa e hidratada. Este tipo de tratamiento puede utilizarse de manera sinérgica con otro tipo de terapias.

 - Deshidratación: el uso de medicamentos y compuestos que generen una hidratación profunda por medio de la técnica de electroporación (mesoterapia sin agujas) son la mejor elección, previa realización de un peeling químico o pulido con láser.

- Pérdida de tejido graso: consiste en el uso de materiales de relleno los cuales aportan volumen generando como un “colchón” en la región dorsal disimulando a su vez la demarcación de las venas. Dentro del grupo de materiales de relleno encontramos un sin número de ellos pero, el rey en la lista es el ácido hialurónico de baja densidad, ya que no solo produce un relleno sino que, hidrata por su alto poder higroscópico (absorción de moléculas de agua), dando un aspecto de brillo y lozanía a la piel de la zona tratada.

 - Manchas: llamadas queratosis o léntigos solares o actínicos, son producto de la exposición constante al sol (al conducir, etc.) sin el uso de la debida protección solar. Dependiendo del tamaño, profundidad, color y grosor es que se decide la terapia a realizar, la cual puede ser desde un peeling hasta una terapia con láser. De igual manera, las pecas y lunares son territorio de los láseres de última generación.

 - Onicomicosis: estas lesiones (hongos en las uñas) se evidencian en personas envejecidas y con un sistema de defensa deprimido gracias a la edad, al igual que por exposición repetida a agentes irritantes en la zona. Deben utilizarse medicamentos especiales para tales lesiones.



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más