Publicidad

izquierda

sábado, 18 de noviembre de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Salud y Belleza | Bienestar

Beber agua controla la ansiedad

Suena muy rudo, pero está comprobado que la deshidratación entristece, embrutece y mata, y afecta principalmente a niños y ancianos


Fecha: 10-02-2017

Etiquetas: deshidratación, adulto mayor, agua, infancia, piel reseca, trastornos cognitivos


Beber agua controla la ansiedad
Se recomienda beber 8 vasos de agua al día. (Créditos: Archivo)

Por: Adriana Boccalon aboccalon@gmail.com.

 



Desde pequeños nos cuentan en la escuela que el agua es el principal nutriente del cuerpo, que está presente en alrededor de 60% del peso corporal, quizás 80% en el caso de los bebés recién nacidos, que es vital mantenernos hidratados para conservar la salud y que si perdemos un 10% de líquido podemos morir sin remedio.

Lo que probablemente no sabíamos es que beber agua es uno de los mejores remedios naturales contra la ansiedad, pues la deshidratación impacta negativamente sobre los estados de ánimo, provocando intranquilidad, tristeza y decaimiento.

Además, la deshidratación corporal eleva la producción de Cortisol -mejor conocida como la hormona del estrés- y promueve estados de alerta que afectan rendimiento intelectual, reflejos, concentración, memoria, lucidez mental, buen humor y capacidad para resolver conflictos.

BUEN DATO:

La Psicóloga Silvia Álava recomienda a sus alumnos tener a la mano una botellita de agua mientras estudian y cuando van a presentar exámenes para bajar los niveles de ansiedad.

DESHIDRATACIÓN Vs FUNCIÓN COGNITIVA

La importancia de mantener el organismo bien hidratado fue el eje del I Congreso Internacional de Hidratación que se celebró recientemente en Madrid, España. Los estudios presentados concluyen que una deshidratación del 2,7% provoca tristeza, cansancio y decaimiento.

Además, la evidencia científica revela que con un nivel de deshidratación de entre 1 y 2% la memoria a corto plazo comienza a resentirse, así como la concentración, el tiempo de reacción y las tareas que requieren atención visual selectiva.

Pero, las complicaciones se agudizan cuando el nivel de deshidratación supera 2%, pues impacta sobre habilidades cognitivas como coordinación viso-motora, atención y memoria a corto plazo, y además provoca fatiga y somnolencia que multiplica el riesgo de sufrir cualquier tipo de accidente.

El riesgo de muerte por deshidratación se produce cuando la falta de líquido en el organismo está entre el 8 y el 10%.

BUEN DATO:

Con sed o sin sed, el Dr. Luis Serra-Majem recomienda beber agua al despertarnos en la mañana, pues tras ocho horas de sueño se pierde entre 1 y 2% de líquido, lo que afecta memoria, capacidad intelectual y concentración, y provoca cansancio, dolor de cabeza y accidentes laborales. Además, recomienda beber cada día 2 litros para las mujeres y 2,5 litros para los hombres.

AL NIÑO HAY QUE DEJARLO BEBER AGUA

Que el niño llegue a la escuela sin desayuno es muy grave, pero si además pasa el día sin beber agua, su mecanismo de la sed se altera afectándolo física y cognitivamente. Por eso, los especialistas recomiendan inculcar al niño el hábito de beber agua para que se acostumbre a pedirla y a beberla.

En este sentido, en las escuelas es importante que los maestros estén pendientes de que los niños se hidraten durante la jornada escolar, y permitirles ir al bebedero cuando piden permiso para tomar agua.

A excepción de las alcohólicas -que obviamente no se recomiendan para los niños- refrescos, infusiones, caldos y sopas, por ejemplo, son bebidas que contribuyen a la hidratación del organismo. Sin embargo, el agua es la mejor opción para mantenerse adecuadamente hidratado.

BUEN DATO:

En el caso de los niños, se aconseja que beban entre 2 y 2,5 litros de líquidos diarios. Un 80% debe proceder de bebidas, mejor agua fresca, y el otro 20% de alimentos como frutas.

AGUA CONTRA DEPRESIÓN GERIÁTRICA

Los adultos mayores tienden a sufrir de depresión por distintas razones. Quizás se sienten viejos, cansados, inútiles, abandonados. Pero, una buena hidratación puede ayudar a mejorar no solo su estado de ánimo, sino la función cognitiva que suele deteriorarse con el transcurrir de los años.

Según los resultados de un estudio presentado en el I Congreso Internacional de Hidratación, los ancianos más deprimidos, y con menor capacidad afectiva y cognitiva, son los más deshidratados.

Pero, ¿por qué los adultos mayores beben tan poquita agua? Refieren las investigaciones que a las personas mayores se les atrofia el centro de la sed, así como se les debilitan, por ejemplo, las papilas gustativas. Y, en consecuencia, sienten sed cuando el nivel de deshidratación es intenso.

Hay que estar muy atentos a la hidratación del adulto mayor, pues todos los procesos orgánicos ocurren en el medio acuoso. Cuando un anciano se deshidrata, se acelera irremediablemente el proceso de deterioro tanto de sus funciones fisiológicas como de sus capacidades mentales.

BUEN DATO:

Estudios revelan que el adulto mayor que vive en residencia geriátrica bebe menos líquido que aquel que permanece en casa. Un test de depresión geriátrica concluyó que los ancianos con bajos niveles de hidratación sufrían 43,7% peor estado de ánimo, en comparación con que los que bebían suficiente cantidad de líquidos.

HIPODIPSIA, UN MAL DE ADULTO MAYOR

Hipodipsia es un trastorno que afecta a las personas mayores que no sienten sed y, en consecuencia, no consumen la cantidad de líquidos recomendada para mantener el organismo bien hidratado.

Además de la afectación natural del mecanismo de la sed en el adulto mayor, el anciano evita beber mucho líquido porque le teme a la incontinencia urinaria y a tener que levantarse de noche para ir al baño, y mientras más miedo le tiene a moverse, menos agua consume.

Otro factor que limita la ingesta de líquidos en el adulto mayor es la dificultad para tragar. Muchas veces les resulta más fácil comer atoles, purés, cremas y yogures, que bebidas totalmente líquidas que pueden atragantarlos.

La recomendación es no esperar que el viejito pida agua porque tiene sed. Cuando eso ocurre indica que ya está deshidratado. Más bien hay que estar pendiente de que consuma entre 2 y 2,5 litros de líquido al día, en agua, sopitas, jugos, leche o infusiones.

BUEN DATO:

Resequedad de la piel, los ojos hundidos y orina de color oscuro son síntomas fisiológicos que indican deshidratación del organismo.



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más