Publicidad

izquierda

viernes, 21 de julio de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Salud y Belleza | Bienestar

5 claves para evitar posponer tareas pendientes

A veces necesitamos reflexionar sobre las razones que nos impiden realizar las tareas pendientes para ponernos al día con los quehaceres


Fecha: 17-11-2016

Etiquetas: hábitos, costumbres, insatisfacción, falta de productividad


5 claves para evitar posponer tareas pendientes
No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. (Créditos: Archivo)

Por: Adriana Boccalon

 



Qué sabroso se siente cuando se cumplen las tareas pendientes, se hace la diligencia, se termina un quehacer, se cierra un círculo. Esa sensación de plenitud, de tranquilidad, de ser productivo, debe recordarse cuando se nos ocurra pensar en dejar para mañana lo que debemos hacer hoy.

A veces hay justificativos que validan el aplazamiento de los quehaceres, pero si el derivar tareas pendientes se convierte en una mala costumbre, no solo se acumulan los deberes, sino que además la sensación de improductividad intensificará la insatisfacción personal.

La Harvard Business Review ha formulado un protocolo con algunas claves muy interesantes para ayudarnos a superar el típico ´…podría hacerlo hoy, pero mejor lo dejo para mañana´. Veamos:

1-HABLA DE TUS TAREAS PENDIENTES

No es que vayas por la calle contando tus pendientes, pues quizás a nadie le importe lo que tengas en mente hacer. Pero sí es buena idea hablar con alguna persona de confianza sobre lo que harás hoy, pues verbalizar la tarea de alguna manera te comprometerá y le dará un impulso adicional a tu motivación.

2-EL PLACER DEL DEBER CUMPLIDO

Segurísimo que alguna tarea habrás terminado a tiempo y satisfactoriamente en tu vida, ¿cierto? Pues entonces cada vez que te tiente el aplazar algún quehacer, recuerda el placer y la satisfacción que se siente cuando se atienden las tareas planificadas. Sin duda alguna, ese revivir sensaciones agradables le dará un empujoncito a tu cerebro.

3-UN PASITO DETRÁS DEL OTRO

Proponerte metas gigantescas, en la mayoría de los casos, es un tremendo error que puede llevarte al desasosiego y la frustración. Es mejor tomar esa gran meta y seccionarla en tareas más pequeñas de bes ir cumpliendo progresivamente, un día detrás del otro.  De esta manera evitarás la tentación de aplazar los pendientes, a riesgo de dar al traste con propuestas que podrían hacerte feliz.

4-¡PIENSA! APLAZAR TIENE CONSECUENCIAS

Al igual que es inspirador y motivante revivir la sensación del deber cumplido, también funciona pensar en las consecuencias de aplazar las tareas pendientes. Si dejas para mañana lo que debes hacer hoy, como mínimo te ganarás una dosis de estrés, inquietud y mal humor que, obviamente, repercutirán en negativo sobre tu vida cotidiana.

5-COMBINA QUEHACER CON PLACER

Además de pensar en la magnífica sensación del quehacer realizado satisfactoriamente, cada vez que sientas la tentación de posponer una tarea pendiente, aparta la mala idea y, más bien, cúmplela enseguida y prémiate con alguna recompensa que, por supuesto, no te comprometa más allá de tus posibilidades. Por ejemplo, puedes acomodar el closet y después comerte un helado.

Y ¡CONFIÉSATE FRENTE AL ESPEJO!

Otra de las acciones que suele funcionar cuando el posponer pendientes se convierte en hábito, es revisar el cuestionario para saber por qué aplazamos, por qué nos da flojera, qué nos detiene… Más que un cuestionamiento, es una tarea de reflexión que te ayudará a reorganizar los quehaceres, en lugar de seguir aplazándolos.



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más