Publicidad

izquierda

sábado, 18 de noviembre de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Firmas > Creciendo Juntos





Esquiando sobre los sueños

Desde hace más de 30 años en venido practicando el difícil arte de esquiar sobre los retos de ser educador. No ha sido un camino corto, ni fácil. La voluntad, la intención, las ganas, la pasión han sido ingredientes importantes para darle fuerza a la vocación, en otras palabras al llamado


Fecha: 09-03-2017


 


Esquiando sobre los sueños
La preparación y la práctica hacen la perfección. (Créditos: Archivo)

Por: Óscar Misle, @oscarmisle



Conocer el oficio de educar no es suficiente. Se requiere la profesión para profesar en la acción lo aprendido para que la llama interior de la vocación se avive y no se extinga con la improvisación, y no me refiero a la improvisación creativa que se alimenta de lo aprendido y vivenciado, me refiero a la improvisación que se relaciona a lo no planificado, haciendo lo que se nos ocurre sin asumir las condiciones y consecuencias. Esta actitud y proceder hace que la distancia a la mediocridad sea corta y previsible.

Recientemente el joven Adrián Solano se convirtió en noticia por su participación en las Olimpiadas de Invierno en Finlandia. Se montó en sus esquís para pisar por primera vez la nieve, ¿cuántos sabían este detalle?, ¿era un secreto entre él y quienes posibilitaron que representara al país aun sabiendo que podía suceder lo que sucedió? Puso en evidencia frente a millones de espectadores su dificultad para mantenerse en pie sobre sus esquíes.

Un hecho que trajo múltiples reacciones. Algunos lo consideraron una proeza digna de admiración por haber logrado entrar en el campeonato, llegar a la montaña, aún para pisar por primera vez la nieve. Valoran que si no hubiese sido por el mal desempeño no se hubiese convertido en noticia. No importa cómo pero es noticia. Alcanzó lo que muchos de los muchos esquiadores no lograron a pesar de poner en evidencia sus destrezas y habilidades al hacer el recorrido esperado sobre sus esquís.

Otros se sintieron indignados porque el joven se valió de su condición de venezolano para generar compasión y colocarse como víctima por las burlas y discriminación por el hecho de ser latino y pobre.

También hubo quienes consideraron que ese ímpetu y capacidad para haber logrado el propósito, venciendo barreras, incluso traicionando sus propios esquís, que se sintieron incapaces y frustrados de no cumplir con éxito la misión para la que fueron diseñados, a pesar de todo, vale la pena apoyar a Adrián para que canalice sus ganas y tenga la preparación necesaria para cumplir sus sueños, en un camino quizás más largo, complejo, pero más digno y ejemplarizante.

La historia está llena de ejemplos. Recientemente dos películas que están en cartelera, inspiradas en historias reales, dan fe del: ¡si se puede! La primera es “Talentos ocultos”. La historia de tres mujeres negras que logran entrar a la NASA a inicios de los años sesenta. Desde su llegada fueron discriminadas por ser mujeres y por el color de su piel. Se hacía todo por excluirlas y humillarlas.

El espíritu recio de las tres damas, avalado por horas de estudio, disciplina, trabajo en equipo, ingenio y coraje para defender sus derechos, les permitió llegar alto, tan alto como las naves espaciales que lograron conquistar el espacio gracias también a los conocimientos de estas brillantes profesionales. La segunda película es la Reina de Katwe. Una niña de 11 años, vendedora de maíz en Uganda, descubre en un tablero de ajedrez su talento y de despiertan sus sueños. La pobreza, hambre, violencia, discriminación… no pudieron con sus ganas de superarse. Tuvo que aprender a leer para conocer e investigar sobre el ajedrez, estrategias, técnicas. Donde podía, a la luz de una lámpara de querosene, movía chapas que simulaban piezas sobre un improvisado tablero para adquirir las destrezas necesarias y aplicar los conocimientos adquiridos.

Se inició con torneos locales que le dieron confianza y fuerza a sus sueños, hasta que se sintió preparada y para viajar a competiciones llegando a ser campeona internacional de ajedrez. Hubiese sido un error de la chica africana haber tenido la osadía de ir al torneo sin haber tocado nunca un tablero de ajedrez. Aunque hubiese leído mucho y observado a muchos jugadores. El jaque mate se aprende con el tablero al frente, las piezas en la mano y la llama encendida en la mente y el corazón.


Posts Anteriores



Oscar Misle

Creciendo Juntos

Educador, orientador, psicoterapeuta. Autor de varios libros. Locutor y conferencista. Fundador y director de Cecodap




Publicidad


Publicidad





Especiales

[CMSDataProperties.LoadTransformation]: http://server/CMSTransformations/fd039893-3c05-43cb-8d68-afbb3b1ddac8/CC/Multimedia/EspecialesCaja.ascx(4): error CS0103: The name 'URLEspecial' does not exist in the current context
 
 


Ver más