Publicidad

izquierda

viernes, 26 de mayo de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Firmas > Así lo veo yo





Auge y caída de Jim Carrey

Después del suicidio de su ex novia, el astro de 55 años no ha vuelto a levantar cabeza


Fecha: 02-05-2017


 


Auge y caída de Jim Carrey
Un descuidado Jim Carrey. (Créditos: Archivo)

Por: Aquilino José Mata


Muchos no terminan todavía de salir de la sorpresa que les produjo la más reciente foto de Jim Carrey en la web, en la cual aparece con un aspecto muy descuidado y envejecido. Muchos se preguntan qué ha ocurrido con el actor, que vive alejado de la esfera pública desde que su ex novia, la maquilladora Cathriona White, se suicidara en septiembre de 2015.

La historia es ampliamente conocida, por la desmesurada difusión mediática que recibió.  La joven, de 30 años, dejó una nota a Carrey, poco antes de quitarse la vida, en la que se lamentaba por su separación: “He pasado 3 días sin poder creer que ya no estás aquí. Tengo el corazón roto y trato de juntar las piezas nuevamente. Podría, solo que no tengo la voluntad de hacerlo esta vez. Lamento que sintieras que no estuve para ti. Traté de darte mi mejor parte”.

Y no solamente eso: además le decía que él podía hacer lo que quisiera con su cuerpo: “Realmente no sé sobre el funeral o esas cosas. Tú eres mi familia, así que lo que sea que elijas estará bien. Por favor, perdóname. Simplemente no soy de este mundo”, añadió.

En un primer momento parecía que la relación entre él y la familia de Cathriona era buena. Carrey viajó incluso a Irlanda para enterrarla y llevó su ataúd en hombros, pero las tensiones no tardaron en estallar. ¿El motivo? Acusaban al cómico de ser el culpable del suicidio, de haberle proporcionado las pastillas con las que su ex pareja se quitó la vida -a pesar de saber que ya lo había intentado antes- y hasta de haberle contagiado varias enfermedades de transmisión sexual durante los tres años que duró su relación, nada menos que hepatitis A, dos tipos de herpes genital y clamidia. Todo ello, bien aireado ante la opinión pública, con los informes médicos de ambos de por medio y los mensajes que se mandaron.

“No toleraré este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé. Los problemas de Cat empezaron mucho antes de que la conociera y, tristemente, su trágico final estaba fuera del control de cualquiera. Espero que paren pronto de intentar beneficiarse de la situación y que la dejen descansar en paz”, respondió el actor en un comunicado ante las acusaciones.

Aquellos años tristes

El estereotipo del payaso triste, que hace reír pero llora por dentro, es toda una realidad en su caso. En cierta ocasión le preguntaron cuál era el origen de su talento y Carrey respondió: “La desesperación”. Luego explicó cómo fue su infancia: “Tenía una madre enferma. Ella estaba en la cama y tomaba un montón de pastillas para el dolor. Yo quería que se sintiera mejor. Entraba en su cuarto, imitaba a una cerbatana, hacía cosas raras, rebotaba contra las paredes o me tiraba por las escaleras para que se riera”.

Añádanle la pobreza en la que vivió durante su infancia y su adolescencia: “La familia entera tenía que trabajar como guardias de seguridad o conserjes. Yo estaba enfadado con el mundo. Quería golpear a alguien en la cabeza”. Así como su batalla de años contra la depresión: “Hay picos y valles y una pequeña desesperación con la que te acostumbras a vivir. No encuentras ninguna respuesta, pero estás bien y puedes sonreír en el trabajo”.

En su día se publicó que esos problemas emocionales habían sido la causa de su ruptura con Jenny McCarthy, actriz y Chica Playboy. Salieron cinco años. Él antes había estado casado dos veces. La primera, con la camarera Melissa Womer, con la que tuvo a su única hija, ahora de 30 años. Su segundo matrimonio duró ocho meses y fue con Lauren Holly, a la que conoció rodando Dumb and Dumber. También salió con Renée Zellweger y January Jones.

Agobio de demandas

Volviendo a las demandas, que se han venido acumulando desde el suicidio de su ex novia, resaltan las del ex marido de ésta, quien lo culpa de haber propiciado la trágica decisión tomada por ella. Luego la madre de la maquilladora le interpuso otra acusación por “homicidio negligente”. Ambas demandas, que persiguen una compensación económica, sostienen que el actor canadiense, de 55 años, adquirió sustancias bajo un nombre falso y que se las dio después a Cathriona White, quien era propensa a la depresión y que previamente había intentado quitarse la vida.

El abogado de Jim Carrey negó las acusaciones a través de un comunicado: “Es comprensible que una madre que ha perdido a su hija busque a alguien a quien culpar”. Por otro lado, el actor permaneció mucho tiempo en silencio hasta que dijo: “Cuando vine a Hollywood para ser comediante, pronto aprendí que los detalles de mi vida privada deberían ser entregados a los medios como cupones de descuento para una cena, pero nunca pensé que la gente a la que más amo formaría parte del menú”. Y añadió: “White estaría horrorizada con que se haya difundido hasta el historial con las enfermedades de transmisión sexual que padeció.

 

 



Posts Anteriores



Aquilino José Mata

Así lo veo yo

Periodista especializado en artes, turismo y espectáculos. Premio Nacional de Periodismo




Publicidad


Publicidad





Especiales

[CMSDataProperties.LoadTransformation]: http://server/CMSTransformations/fd039893-3c05-43cb-8d68-afbb3b1ddac8/CC/Multimedia/EspecialesCaja.ascx(4): error CS0103: The name 'URLEspecial' does not exist in the current context
 
 


Ver más