Publicidad

izquierda

miércoles, 26 de julio de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Firmas > El laberinto del comensal





¿Cómo emprender un negocio gastronómico?

Quienes se atreven a invertir en el ramo culinario, contra todo pronóstico, saben que nuestro deseo de comer es más fuerte y complejo que la simple sensación de hambre. Y tienen en cuenta que es una actividad cambiante que no se reduce preparar algo rico


Fecha: 03-04-2017


 


¿Cómo emprender un negocio gastronómico?
Sigue estos consejos para invertir en la gastronomía. (Créditos: Archivo)

Por: Óscar Milano, @oscarmilano1


La actual situación de los negocios que se dedican al ramo de la cocina parece no ser nada alentadora. Aun así hay quienes se atreven a invertir en este sector, pues han comprendido que nuestro deseo de comer es más fuerte y complejo que la simple sensación de hambre. De allí que muchos emprendedores se las han ingeniado para crear iniciativas de negocio creativos para satisfacer nuestra insaciable búsqueda de placer.

Si usted es está decidido a iniciarse en este sector de negocio, tenga en cuenta que debe sentirse cómodo siendo un prestador de servicio. El objetivo posterior será crearse un nombre y una reputación a la par de un capital financiero y humano que apoyen su idea. A pesar de que no es una tarea sencilla, puede lograse con constancia y escuchando las opiniones de nuestros comensales, quienes a fin de cuentas serán los primeros y últimos jueces.

Llegados a este punto se estará preguntando qué se requiere para emprender un negocio gastronómico. Enumeraremos una serie de variables si nos lanzamos a esta aventura y que nos servirán en cierto modo de paracaídas, minimizando los riesgos, especialmente si no contamos con mucho conocimiento de esta compleja área.

Defina claramente la idea de su negocio: comience por entender cuál es la necesidad real existente y determine quiénes son las personas con esa necesidad. Establezca lo que va a ofrecer, el tipo de preparación o comida específica y piense cómo debe ser presentada a sus clientes para que ellos tengan la mejor impresión.

Prepárese: son muchas las áreas en las que debe formarse para que su negocio se mantenga en el tiempo y usted sea capaz de dar las mejores soluciones cuando las cosas se pongan difíciles. Estas áreas de conocimiento están principalmente relacionadas con el análisis de costos, la innovación y tendencias, la calidad de servicio y la técnica culinaria, para mencionar los aspectos clave que requieren de toda su atención y voluntad de aprender.

No se conforme solo con la teoría: procure reforzar el aprendizaje con la experiencia y si es previa mucho mejor. Para abrir un restaurante o cualquier otro tipo de negocio, lo conveniente es trabajar en uno similar y familiarizarse desde adentro, comprendiendo los procesos y las relaciones de trabajo como se establecen en la realidad. Esto le permitirá detectar qué formulas son exitosas y cuáles no antes de arriesgar su tiempo y su dinero.

Asegúrese de ser preciso con los costos y los precios de sus productos: si bien buena parte de este conocimiento es competencia del chef, el emprendedor del sector gastronómico es el más interesado en el dominio de esta materia. Para poder controlar estos aspectos se debe conocer bien la forma más eficiente de planificar su menú con las distintas opciones, procurando que los alimentos no se desperdicien y que las mermas sean reutilizables evitando cualquier posible despilfarro. Las compras deben ser programadas y ajustadas a la rotación y venta de sus platos o productos, y los proveedores los debe seleccionar atendiendo a la calidad que le ofrecen, la puntualidad en la entrega y la mejor relación de precio posible.

Ponga el valor justo: existen fórmulas precisas para determinar el costo de los productos o platos, ajústese a ellas y manténgase dentro de los rangos de su competencia para que usted sea competitivo dentro del mercado, sin sacrificar sus ganancias.

Encuentre un asesor: puede considerar que quien lo ayude sea una persona conocida que ya tenga un negocio como el que usted desea tener, pero lo más idóneo es que busque a alguien que pueda asesorarlo en este camino y que cuente con una experiencia más amplia y plural. Los ideales son aquellos que se hayan dedicado al ramo por mucho tiempo y pasando por diversas experiencias, de esta forma, siempre podrán darle recomendaciones mas honestas y objetivas acerca de sus inquietudes.

Sea paciente: el éxito no se alcanza de la noche a la mañana y, si le pasa eso, no se duerma en los laureles. Es mejor ir poco a poco y lograr que sus clientes se vuelvan fieles a su marca. Recuerde que este tipo de negocios debe estar en constante revisión e ir transformándose durante el proceso de acuerdo a las necesidades cambiantes incluso de sus más fieles seguidores.

Conozca otros negocios: visite otros establecimientos, viaje, pruebe y vea. Tome en cuenta todo lo que le parece interesante y encuentre una forma de incorporarlo a su concepto. Esto lo mantendrá al día y siempre fresco a la vista de los demás.

No subestime las redes sociales: cada día estos se recursos se han vuelto más importantes para promocionarse. Úselos a su favor siempre mostrando una imagen impecable, atractiva y actual, de forma que siempre capture nuevos clientes potenciales.

Más allá de las dificultades que puedan presentarse o de las posibles limitaciones, el emprendimiento gastronómico es por naturaleza exigente y siempre lo ha sido, si se tiene en cuenta que es un negocio cambiante, que no se reduce preparar algo rico. Cuenta mucho los valores agregados que se le den al producto y el tipo de servicio que se diseñe para presentarlo o servirlo.

Si bien podría pensarse que la opción por excelencia de este mercado lo constituye el restaurante o los cafés, muchas son las iniciativas que demuestran que no son las únicas alternativas, pues la cocina profesional se adapta al tiempo, necesidades y nivel de gasto de sus clientes potenciales, generando propuestas como el catering, el centro de producción, el chef a domicilio o los puntos de venta en centro comerciales y, más recientemente, la moda de los food trucks (carritos de comida), por mencionar solo algunos ejemplos.

 



Posts Anteriores



Oscar Milano

El laberinto del comensal

Apasionado de la buena cocina, investigador, escritor, editor, docente y asesor en el área gastronómica. Fotógrafo y artista plástico por pasión.




Publicidad


Publicidad





Especiales

[CMSDataProperties.LoadTransformation]: http://server/CMSTransformations/fd039893-3c05-43cb-8d68-afbb3b1ddac8/CC/Multimedia/EspecialesCaja.ascx(4): error CS0103: The name 'URLEspecial' does not exist in the current context
 
 


Ver más