Publicidad

izquierda

viernes, 26 de mayo de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Actualidad

Papá compromiso

Ser padre es un rol que transciende la experiencia personal. Acá tres ejemplos que llevan su labor más allá de los confines del hogar


Fecha: 12-06-2016

Etiquetas: Paternidad, Padres, Adopción , Hijos, Familia, Valores, Educación, Crianza


Papá compromiso
“Ser padre es un proceso constante de aprendizaje” (Créditos: Esteban Rosales)

Por: Annie Suárez – absuarez@grupo-un.com

 



Padres_EdgarOjeda_WEB

Antes de tener hijos, ya Edgar Ojeda manifestaba un espíritu paternal y la habilidad para comunicarse con el público infantil. Por eso, no es de extrañar que, hace casi cuatro décadas, la Biblioteca Nacional le asignara la tarea de conducir su unidad ambulante, destinada a promocionar libros entre los pequeños habitantes de Caracas. Por ese tiempo, se le ocurrió elaborar un resumen de cada ejemplar para contarles a los infantes lo que contenían sus páginas. A eso sumó la música y el juego.

Edgar dejó la biblioteca ambulante para ingresar a las filas de la Escuela del Ateneo de Caracas, donde aprendió estrategias para estimular la creatividad, desarrollar la personalidad, enriquecer el lenguaje y educar, todo eso a través del arte. En aquel momento, también se dio cuenta de que lo que hacía en su trabajo anterior se llamaba narración oral. Fue así como esa rol que tanto disfrutaba tuvo un nombre: cuentacuentos. Pasados los años, afinó sus habilidades gracias a la experiencia.

Sus mejores maestros y el público más exigente han sido sus propios hijos. Andrea y Edgar Daniel, de 25 y 23 años, respectivamente, también disfrutaron de escuchar historias y música en la voz de su padre. Lo mismo ha sucedido en la última década con Fabricio, de 11. “Antes de narrar un cuento en un evento, ellos siempre han estado en primera fila para el preestreno. Con ellos me ha tocado hasta ser padre y madre de diferentes maneras y en distintas etapas. Los grandes tuvieron a su mamá (Débora Garauche) hasta hace un par de años. Pero la mamá de Fabricio (Cloribel Amundarain) murió cuando él tenía 2 años. Para llenar el vacío de esa pérdida, me ha servido la sensibilidad, la ternura y las herramientas que utilizo en mi trabajo”, comenta.

Hoy, tanto como el primer día, Edgar sigue siendo esa figura que le cuenta cuentos a los chiquillos para ofrecerles enseñanzas que les sirvan para la vida. “Visito escuelas, bibliotecas, fundaciones y plazas. Trabajo con entidades públicas y privadas. Lo hago no solo como medio de subsistencia. Por encima de todo, me motiva saber que aporto algo a la sociedad. Es mi trabajo, pero también es mi causa social”, afirma.

www

Twitter: @edgarojeda

Instagram: @edgarcuentero


Padres_JoseGregorioFernandez_WEB

Cuando José Gregorio Fernández y su esposa, Genevieve Saint Surin, decidieron ampliar su familia, no aceptaron la idea de no poder tener hijos. Acudieron a Hogar Bambi de Venezuela y allí conocieron a su primer retoño, Andrés Eduardo, de 3 meses de edad. Unos 5 años después, llegó a sus vidas Adrián Gerardo, de 3 años, de la misma manera. “Ser padre es un proceso constante de aprendizaje para ellos y para mí. Hoy, mi primer hijo practica futbol y estudia Derecho; mientras que el segundo es bailarín de hip hop y toma clases con Anita Vivas”, relata con satisfacción el sociólogo. “Quiero que sean felices, extraordinarios, que aporten valor a la sociedad y que tengan una buena relación con Dios. A diferencia de los padres biológicos, los padres adoptivos entendemos más rápido que nuestros hijos no son la realización de nuestras metas, sino de sus propios sueños”.

Hace 19 años, José Gregorio encontró inspiración en sus hijos para convertirse en asesor de Hogar Bambi y, después, en su director ejecutivo. Esa experiencia le brindó a José Gregorio el impulso para dar el siguiente paso: crear una organización no gubernamental sin fines de lucro dirigida a demostrar que adoptar en Venezuela es posible. Así, José Gregorio, junto con otros padres que compartían vivencias similares, creó Proadopción, entidad que cumple 15 años el próximo mes de octubre.

“Le he podido brindar a mis hijos una visión de responsabilidad, compromiso social y de identidad como personas adoptadas. Ambos participan en nuestros encuentros con otras familias, lo que les ha servido para interactuar con otros niños y jóvenes con los que comparten temas, lo cual es beneficioso para su proceso de crecimiento. Esto ha sido una bendición en mi vida y en la de otras personas”, asegura el también consultor de la Red Latinoamericana de Acogimiento Familiar.

www

www.proadopcion.org

Facebook: Proadopción.org

Twitter: @proadopcionorg

 


Padres_RobertoMuñoz_WEB

Apasionado del futbol y del voleibol en su juventud e integrante desde hace 30 años del equipo que labora en YMCA Caracas, Roberto Muñoz ha rondado constantemente el mundo deportivo. Pero el vínculo más importante que mantiene con ese campo es el compartido con sus hijos. Roberto Junior (16) se dedica a la natación, y Rafael (14) eligió el balompié. Aunque Mariana Valentina (11) prefiere la danza folclórica, su papá está contento, porque también realiza una actividad física que complementa su formación académica.

“Siempre me he esmerado en que tengan una buena educación y una vida sana. Por eso, desde 2003, los ubiqué en Mérida, donde viven con su madre (Erika Barahona). Aunque resido en la capital, constantemente estoy viajando para allá. Estoy allí velando por ellos. Para mí son mi prioridad”, apunta el profesional de la computación.

Aunque no es fotógrafo profesional ni comunicador social, comenzó a realizar un registro en imágenes de sus prácticas y competencias. Lo mismo hizo con otros eventos. Hoy atesora un archivo de 20 000 fotografías, que inició en 2004. Su página en Facebook se quedó corta. Entonces, gracias a sus conocimientos informáticos, creó en 2009 el website 1968. “Esta primera página está dedicada solo a la natación, pero tengo planes de abrir otra sobre fútbol. Así apoyo tanto a Roberto como a Rafael. A mis hijos les fascina y nos ayuda a fortalecer nuestra relación familiar”, dice Roberto, quien colabora actualmente en el desarrollo de una liga de futbol, baloncesto y natación en YMCA Caracas.          

Su sitio web, sin fines de lucro, no solo sirve para impulsar a los suyos. “Le doy promoción a atletas que comienzan. Es también una forma de motivar a otros muchachos, con amor y sin presiones, para que se diviertan y se sientan plenos”, asevera el coordinador del área de informática de YMCA Caracas.

 

www

http://1968.com.ve

Facebook: Roberto Muñoz


Por el bien de su hijo y de otros niños

Christopher Chiu Marcano es un niño venezolano diagnosticado con una rara condición llamada hipertricosis lanuginosa, también conocida como síndrome de Ambras o, más comúnmente, síndrome del Hombre Lobo. Desde que recibió la noticia, su padre Lincoln Chiu no se ha detenido en pro de lograr el bienestar de su hijo y buscar un tratamiento que pueda ayudarle. Junto con su esposa Lizmar Marcano, Lincoln creó la primera organización sin fines de lucro dirigida a luchar por el bienestar de las personas que presentan esta condición en el país. Se llama Fundación del Niño Lobo de Venezuela

 

www

http://fundacionninolobo.blogspot.com

Twitter: @FundacionNLobo

 




Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más