Publicidad

izquierda

jueves, 19 de enero de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Actualidad

La magia del juguete hecho a mano

Cinco artesanos venezolanos revelan los elementos que conforman la magia existente en esos objetos que diseñan con tanto esmero para llenar de felicidad al público infantil y que también conquistan el gusto de los adultos


Fecha: 18-12-2016

Etiquetas: Jugueteros, Artesanía, Niños, Infancia, Hecho en Venezuela, Jugar, Artesanos, Diversión, Compras


La magia del juguete hecho a mano
Los juguetes de artesanos. (Créditos: Esteban Rosales)

Por: Annie Suárez – absuarez@grupo-un.com

 



Expresión de amor

Si alguien en nuestro país sabe de juguetes y, especialmente, sobre los artesanales, ese es Mario Calderón. No solo los fabrica, además los colecciona. Fundó y dirige la Casa del Juguete de Mérida, un museo en el que se encuentran piezas desde finales del siglo XIX procedentes de diferentes países del mundo. “Esos objetos tienen alma. Los materiales con los que se elaboran ya representan un lenguaje en sí mismos. Además, tienen un pedacito del corazón de quien los realiza, como sucede con todo aquello que sale de las manos de quien se dedique a la artesanía con compromiso y amor”, explica Calderón, considerado un maestro en la materia.

Calderón, quien dejó sus estudios en medicina hace más de 30 años para entregarse a su arte, revela la esencia de los objetos que elabora. “La muerte de mi amiga Pilar Cabrera, quien fue la que me impulsó a adentrarme en el mundo de la juguetería, fue un detonante para dedicarme a tiempo completo a este oficio. Pero fueron esos pocos juguetes que poseí de niño y el acto de compartirlos con los muchos amigos que tuve, lo que me llevó a desarrollar afecto, tanto por el artefacto con el que me entretuve en la infancia como por aquel que he fabricado como adulto. A ese sentimiento, agrego el color y el movimiento que siempre me han maravillado. Ese es el fundamento de mi trabajo”, indica desde Mérida el experto artesano.

Para desarrollar sus propias creaciones, Calderón sumó a su determinación el conocimiento adquirido a través de anticuarios, libros, otros maestros y todo aquello que ha coleccionado en todos estos años. “Recientemente, se me ocurrió hacer unas piezas en barro que gustaron mucho en Ecuador y ahora estoy trabajando en otras con imanes. Siempre trato de materializar algo diferente que pueda sorprender a la gente”.

 

+Información:

Mario Calderon

Taller Juguetes del Pilar

Fundación Casa del Juguete de Mérida

Web: www.mariocalderon.com

E-mail: juguetesdelpilar@yahoo.com

Teléfono: 0274-252.90.27

Mérida, Estado Mérida.

Juguetes_HumbertoRivas_WEB

Auténtica interacción

La fascinación de Humberto Rivas por los juguetes artesanales comenzó cuando solo tenía 8 años de edad. En ese entonces comenzó a estudiar y a imitar esos objetos que llegaban a sus manos. Después de más de 50 años de oficio, lo que fue en un principio un entretenimiento es hoy un compromiso con la cultura del país.

“Me di cuenta que nuestros pequeños tenían muchos juguetes procedentes de grandes empresas trasnacionales, pero que aquí no había nada hecho por manos venezolanas. Todos los niños merecen que haya quien cree para ellos en su país de origen. Eso es parte de tener un vínculo con su tierra, porque esas piezas diseñadas para el entretenimiento infantil también son vehículos de la identidad nacional. Aún en la actualidad ese es una de las principales motivaciones que me impulsan a realizar mi trabajo. La otra es que creo que si queremos un mundo mejor, tenemos que empezar por atender a nuestra infancia y este propósito pasa por el juego y sus instrumentos”, expone Rivas, maestro juguetero y titiritero, desde su casa en Mérida.

En su opinión, para entender la magia que mora en un juguete artesanal es preciso tener la sensibilidad de ver más allá de lo evidente. “Me esmero en lograr que mis piezas estén hechas en materiales resistentes y que queden muy bien pintadas. Ningún pequeñito debe entretenerse con un objeto de mala calidad. Por otra parte, es ideal lograr que esa creación tenga tridimensionalidad, movimiento y ofrezca una respuesta a un planteamiento científico. De igual forma, casi siempre estos artilugios nos permiten brindar una respuesta a las necesidades infantiles, que pueden ir desde grandes preguntas sobre la vida cotidiana, hasta anhelos que, aunque sencillos, llenan el corazón”, asevera el artesano, quien destaca que las personas que se dedican a este oficio tienen una vocación especial y noble. “Trabajar en esto es un acto de amor, no se hace para llenarse de dinero”.

 

+Información:

Humberto Rivas

Taller Juguete Arte Colibrí

E-mails: teatrocolibri@yahoo.com / mjica@hotmail.com

Teléfonos: 0416-652.11.01/ 0416-927.79.23 /0274-417.01.74/ 0274-244.99.18

Mérida, Estado Mérida.

 

 

 

 

Buena energía

Pertenecía al mundo de la administración de empresas. Pero la pasión que Irma Oropeza sentía por la artesanía pudo más y, pronto, crear sus propias piezas se convirtió en un objetivo a alcanzar y, después, en su actividad principal. Hoy, pasados 30 años, sus muñecas de tela son una expresión de su esencia como artesana.

“Hasta partida de nacimiento tienen. En esos documentos de identidad redactados por mí, explico que esas creaciones tienen alma, porque están hechas con amor. Y es que cada una de esas muñequitas se lleva una partecita de mi vida, mis sentimientos y mi historia. Siempre procuro que todas transmitan ternura y simpatía. Por eso, precisamente trato de pintarles la carita cuando estoy contenta”, sostiene la maestra muñequera, quien asegura que en este oficio que llena sus días existe algo de la matemática que aprendió como contadora profesional. “Los números son útiles a la hora de hacer los patrones y manejar las proporciones”.

Oropeza asevera que los juguetes artesanales juegan un papel importante en el desarrollo de los niños y del país. “Aquellos que se hacen a escala industrial, en muchos casos, enseñan conceptos que no precisamente van de la mano con la realidad o que no sirven efectivamente para la vida. Mis muñecas les enseñan a los pequeños que la belleza va más allá de la perfección física. Otros juguetes artesanales les sirven a los pequeños para desarrollar la motricidad. Como si fuera poco, esas creaciones son una manifestación de nuestra esencia y cultura”, argumenta con determinación.

 “El sector artesanal y, más específicamente, el de los jugueteros, es parte de la economía nacional, por más pequeño que sea. Por eso, quienes trabajamos en este oficio deberíamos contar con más apoyo y promoción. Esas son razones por las que en Venezuela debería educarse mejor a todo el mundo con respecto al valor de aquello que se hace con amor y con nuestras propias manos”.

 

+Información:

Irma Oropeza

Facebook: Las Muñecas de mi mami

E-mail: irmaoropeza_16@hotmail.com

Teléfonos: 0416-304.54.55 /0212-552.81.30

Caracas, Distrito Capital

 

 

 

Color local

Comunicadora social, diseñadora gráfico y artista egresada de la escuela Cristóbal Rojas, Myriam Sosa sabía que deseaba desarrollar un proyecto en el que diera rienda suelta a su creatividad y su habilidad manual. Un día asistió a una exposición de Mario Calderón y en ese momento decidió que se dedicaría a hacer juguetes artesanales. Luego, de hacer un curso con el maestro Calderón, comenzó su propia aventura en el campo de la artesanía.

“Mis piezas son totalmente diseñadas y materializadas por mí en mi pequeño taller en donde trabajo con mi esposo, Albano García, quien es fotógrafo profesional. Me tomo muy en serio la calidad y la durabilidad, en función de que lo que hago pueda ser manipulado por los niños y después lo conserven como un recuerdo de su infancia”, revela la artesana con más de dos décadas de experiencia.

Sosa se asegura de que sus creaciones artesanales estén llenas de color local y sean expresión de la identidad venezolana. “Todo lo que hago en este campo refleja directamente nuestra cultura, historia y tradiciones. Tengo series de rompecabezas verticales que abordan estas temáticas. Negro Primero, los Diablos Danzantes, Francisco de Miranda y la misma ciudad de Caracas son algunos de los protagonistas que he elegido”, comenta la artesana, quien describe su trabajo como un proceso intenso, pero que le llena el corazón. “Ver uno de mis juguetes terminado es algo que me brinda una alegría indescriptible. Quizás es algo similar a lo que siente un pintor al ver uno de sus cuadros terminados. Pero lo que verdaderamente me satisface más de este oficio es cuando voy a exponer a una feria y veo a un niño elegir una de mis piezas y atesorarla. Eso no tiene precio”, afirma Sosa.

 

+Información:

Myriam Sosa

Taller Cositas de Madera

Facebook: Cositas de Madera

E-mail: cositasdemadera@hotmail.com

Teléfono: 0416-801.21.09

Caracas, Distrito Capital

 

 

 

 

Encantador movimiento

Después de una larga trayectoria laboral como ejecutivo en grandes empresas ubicadas en Caracas, al acercarse a los 70 años de edad José Jiménez decidió tomarse un descanso y alejarse de la agitación de la capital para refugiarse en el estado Aragua. No obstante, pronto una inquietud lo llevó a reinventarse como nunca imaginó.

“Ya con más tiempo libre y con menos estrés a cuestas, tuve tiempo de reflexionar sobre asuntos que siempre me preocuparon, pero que iba dejando de lado. Un día, llegué a la alarmante conclusión de que nuestros niños están olvidando nuestras tradiciones, esas que son tan esenciales y que se aprenden de una generación a otra. Así que pensé en que debía hacer algo. Después me cautivó la idea de invertir mi creatividad en elaborar objetos que pudieran sacarle sonrisas a los pequeñitos y a los grandes también. Un curso con el maestro Humberto Rivas me sirvió de base para dar respuesta a ambos anhelos. Fue así como hace cinco años me convertí en artesano juguetero”, cuenta hoy Jiménez desde su taller La Luciérnaga, ubicado en Maracay.

Justamente, en la actualidad, los juguetes artesanales que Jiménez elabora con tanta devoción son aquellos del tipo tradicional. “Mi especialidad son los trompos, la perinola, el yoyo, el gurrufío y la zaranda. Yo mismo quedé hechizado por el movimiento que tienen estos objetos. Los que hago son muy coloridos. Es fascinante ver cómo los niños se quedan maravillados con la combinación de estos dos elementos”, describe con emoción el artesano.

“Últimamente, he comenzado a experimentar también con otros diseños como carritos, perritos y caimancitos, que igualmente son del gusto de los más pequeños. Posiblemente, siga avanzando en la elaboración de otros juguetes. Eso sí, uno de los elementos que siempre será fundamental para mí será el dinamismo de la pieza”, apunta.

 

 +Información:

Taller Artesanal La Luciérnaga

Teléfono: 0416-804.34.08

Maracay, Estado Aragua


Juguetes_Fotos_WEB



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más