Publicidad

izquierda

jueves, 27 de julio de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Actualidad

Acrobacias en el centro

El Circo Nacional de Venezuela germina sus piruetas en el centro de Caracas, de la mano de un variado grupo de artistas circenses que han cultivado sus espectáculos por toda Venezuela


Fecha: 29-05-2016

Etiquetas: Circo, Atracción, Acrobata, Espectáculo, Agenda, Caracas, Guía, Diversión, Nacional, Venezuela


Acrobacias en el centro
Un circo a lo venezolano. (Créditos: Esteban Rosales)

Por: Paula Ortiz Vidal

 



Luis Omaña tiene 23 años y se divide entre dos pasiones: su carrera como Químico en la Universidad Central de Venezuela, y equilibrar cuatro sillas para pararse de manos encima de ellas. Como él, decenas de jóvenes, inclusive niños desde los 6 años, aprenden las artes circenses en las instalaciones del Nuevo Circo de Caracas.

Luis calienta para practicar su número entre las decoraciones de utilería, los aparatos de gimnasia y las colchonetas de seguridad del Circo Nacional de Venezuela, casi al aire libre, en el espacio que sobra debajo de las gradas del Nuevo Circo. Son las 10 de la mañana y en los alrededores no hay nadie más, a esta hora solo le toca practicar sus acrobacias, pero en el piso de arriba, vueltas de canela vienen y van, saltos, bailes y mucho sudor, mientras resuena el piso de cerámica de un salón que 14 bailarines han adoptado como espacio de práctica.

La música que llega hasta abajo es la de la obra maestra del momento: Carmen, una ópera de 1875, para la que cuentan con tres cantantes en vivo y la música de la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, pero que han adaptado a su estilo circense y que no escatima en danzas contemporáneas y acrobacias. Aquí no hay animales ni trucos de magia, solo disciplinas circenses ejecutadas con destreza, fuerza y equilibro.

La responsable de ese musical y de ese “circo social” es Jericó Montilla, una artista que lleva años dedicándose a la promoción y difusión del arte circense como herramienta para la transformación social y el desarrollo comunitario.

 

Dedicación exclusiva

Ximena Zapata dirige a los bailarines desde un extremo del lugar. “Más grande ese salto, cada vez más grande, no me voy disminuyendo”, les dice con estricta disciplina. Ella también es una de las profesoras del Semillero, las clases vespertinas para niños, a partir de los 6 años, y que ya cuenta con 10 núcleos en varias ciudades del país.

Mientras, desde el techo de este improvisado salón de baile de aspecto neomorisco, seis telas cuelgan haciendo juego con los colores de los vitrales árabes que dejan colar la luz del sol. En un patio contiguo a la arena del Nuevo Circo se construye una sede mejor diseñada para la escuela y se erigen las estructuras de no menos de 15 metros de altura, en donde se disponen sus instrumentos de trabajos: telas, liras, trapecios y demás aéreos.

Luis interrumpe su entrenamiento para subir y verlos bailar por momentos. Otro paradista, Alejando Hernández (28), desde hace cinco años sí danza con los demás y combina esta práctica con las clases particulares de mástil chino que ofrece en los mismos espacios de la otrora plaza de toros, como parte de su oficio integral de “metodologista circense”.

“Yo soy muy selectivo con a quién le doy clase”, confiesa Alejandro, quien lleva en su piel morena un tatuaje en el que se lee “100 % cacao venezolano”. Y sus filtros no pasan porque le importen detalles personales de sus alumnos, sino porque de cada 20 que llegan a la fundación, calcula él, solo un par se mantiene con la dedicación que merece mantener el status de calidad que los ha llevado a girar por todo el país y Latinoamérica.

12 meses de funciones

El Circo Nacional tiene una carpa para funciones itinerantes con capacidad para 1 000 personas. Además de las presentaciones que realizan en eventos culturales puntuales, como parte del Núcleo Endógeno de Desarrollo Cultural en el que hacen vida, y de obras completas que llevan a espacios tradicionales como el Teatro Teresa Carreño, la Fundación tiene varias temporadas al año, a las que cientos de personas los visitan diariamente. Para enterarse de sus presentaciones, pueden estar pendientes de sus redes sociales.

 

WWW

@circo_vzla

Facebook: Circo Nacional de Venezuela

@jericorito

 



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más