Publicidad

izquierda

sábado, 24 de junio de 2017

Regístrate | Iniciar sesión

Sombra
facebook dominical Twitter dominical Youtube dominical Instagram de Revista Dominical

  Buscador

Sombra 1

Actualidad

"Potomanía" y los riesgos de beber agua en exceso

Beber agua para mantener el organismo hidratado es bueno para la salud, pero su consumo exagerado y compulsivo lo señala como ´Potomaníaco´


Fecha: 07-09-2012

Etiquetas: Potomanía, exceso de agua, comportamiento obsesivo, síndrome, psicosis


"Potomanía" y los riesgos de beber agua en exceso
Agua (Créditos: archivo)

Por: Redaccion Dominical @redominical

 



    Una cosa es mantener el organismo hidratado en su justa medida, y otra muy diferente ahogarlo con exceso de agua que termina por diluir sodio, potasio y magnesio en la sangre, provocando desde la aparición de calambres, agotamiento físico y pérdida de agilidad mental, hasta graves alteraciones de la función renal.

 

    Es sorprendente el giro que han dado algunas investigaciones científicas, inspiradas en el hecho de la gran cantidad de gente que ya no puede vivir en la calle, en casa o en la oficina sin su botellita de agua, convirtiendo lo que en principio es una sana disciplina, en una obsesión que nada bueno le reporta a la salud.

 

    Este antojo desenfrenado por beber agua constantemente sin sentir sed y con una sensación profundamente placentera se llama ´Potomanía´ o polidipsia psicodélica. Potos del griego bebida, y Manía que ya sabemos lo que significa. Se trata de un síndrome caracterizado por el deseo compulsivo de beber gran cantidad de agua como resultado de una enfermedad mental.

 

    Descartadas causas físicas como diabetes o trastornos hipotalámicos que llevan a ingerir agua en exceso, la Potomanía puede clasificarse como "un trastorno alimentario no específico asociado a otras patologías psiquiátricas”, en opinión de la doctora Enriqueta Ochoa, investigadora del Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid, quien agrega que como la anorexia o la vigorexia, el número de personas adictas al agua crece de forma significativa en la sociedad actual donde se idolatra la apariencia física.

 

    "Estos pacientes beben más de 15 litros de agua al día, y lo hacen de manera compulsiva y sin control obsesionados por la salud, y en los casos más graves el organismo colapsa, no aguanta más, el enfermo entra en coma y fallece”.

 

    La psicóloga Paloma Carrasco, del mismo centro de salud, explica que el Potomaníaco sigue un patrón semejante al obsesionado por el deporte o las dietas para estar sano y delgado. "Al hidratarse se alivia y se siente mejor, mientras refuerza el pensamiento de que el agua es indispensable para estar sano y/o adelgazar; la obsesión crece y crece, y termina esclavizándose a una botella de agua".

 

    También la nutricionista María de las Mercedes Gabin tiene algo que decir al respecto. “Lo más frecuente es que este síndrome aparezca en el contexto de una psicosis crónica, también en algunos tipos de demencia o en una anorexia nerviosa, donde el consumo excesivo de agua se utiliza para mitigar el hambre y forzar la pérdida de peso”.


    Según este grupo de expertos en la materia, el tratamiento agudo del síndrome de la Potomanía es restringir la toma de líquidos, lo que puede requerir hospitalización y vigilancia estrecha del paciente; la corrección de los problemas físicos que ha ocasionado el comportamiento obsesivo y, fundamentalmente, realizar el abordaje de la enfermedad de base que puede ser, entre otras, psicosis, demencia, y anorexia nerviosa.



Notas Relacionadas


Publicidad


Publicidad



Especiales

Al Fogón con Dominical.
Al Fogón con Dominical.

Al Fogón con Dominical.

Premios Óscar 2016
Premios Óscar 2016

Premios Óscar 2016

 
 


Ver más